Para que el crecimiento sea efectivo debemos invertir en mejorar las condiciones para producir.

Stephan O'Barrio, Presidente de Cainco Chuquisaca, en Capitales de Correo del Sur

Stephan O’Barrio es un empresario de la industria del alambre, ingeniero mecánico de profesión, que asumió la presidencia de la Cámara de Industria y Comercio (Cainco) Chuquisaca hace un mes. En esta segunda parte de la entrevista que le hizo CAPITALES (la primera se publicó el martes pasado), se refiere a las políticas económicas del Gobierno.

CAPITALES (C). La CAINCO ha criticado muchas veces al Gobierno por aplicar incrementos salariales sin tomar en cuenta las diferentes realidades de los departamentos. En su criterio, ¿cómo se debería obrar en este tema para el caso de Chuquisaca?
Stephan O’Barrio (SO). El problema del incremento salarial, y especialmente el doble aguinaldo, es que se trata de medidas que asumen autoridades que tienen una visión muy particular y sesgada de las empresas sin tomar en cuenta factores como tipo de empresa, sector al que pertenecen, realidades de cada región y otras que hacen que la capacidad de cubrir estos gastos sea muy diferente.
La realidad de las empresas es muy pocas veces considerada y, de hecho, no somos parte de las mesas de trabajo donde se determina realizar estos incrementos.
A un emprendedor formal un trabajador le cuesta entre 42 y 57 por ciento más del salario efectivo que debe cubrirse mensualmente cuando se consideran los aportes a la seguridad social, los beneficios por tiempo de servicio, el aguinaldo, el doble aguinaldo y los aportes al seguro de salud. Esto dependiendo de la antigüedad del trabajador.
Lamentablemente, en las medidas que determinan en el tema laboral no distinguen entre micro, pequeño, mediano y gran emprendedor, y se mete en una misma bolsa de crecimiento al pequeño emprendedor con los sectores mineros o de hidrocarburos, lo cual es totalmente injusto porque son realidades diferentes. Lo que para una empresa grande puede ser un pellizco, para un microempresario es un golpe mortal.
En esto no piensan las autoridades cuando hablan de porcentajes; por lo tanto, la única solución es que estas decisiones sean tomadas de manera consensuada entre actores públicos y privados, en función de la realidad de todos los sectores, incluyendo parámetros de productividad, desarrollo regional y competitividad.

C. Con respecto al doble aguinaldo. Ya en el segundo semestre del año, ¿la industria local se perfila bien o mal respecto al pago de ese beneficio para los trabajadores?
SO. Nuestra evaluación de la economía regional en los primeros seis meses del año no es del todo positiva. Según nuestro monitoreo propio, el sector de comercio registra en promedio un 15% menos de ventas respecto al mismo período del año anterior; el sector de distribución y servicios bajó sus ventas un 20% respecto al 2015; en el sector industrial, la caída de ventas es cercana al 10%.
Esta realidad nos muestra que definitivamente será muy difícil cumplir con esta obligación.

C. ¿El emprendedor, en Chuquisaca, tiene las condiciones adecuadas para abrir un negocio y dar oportunidades de empleo?
SO. Al abrir un negocio, de las ocho horas de trabajo que debería dedicar un emprendedor, se pasa seis haciendo gestiones y trámites ante todo tipo de entidades públicas, ya que dependemos en gran medida de los requerimientos de estas entidades.
Consideramos que hay oportunidades que el mismo mercado nos demanda de ciertos productos; en la visión y capacidad de nuestros emprendedores, pueden ser aprovechadas tomando los riesgos naturales que eso implica. Sin embargo, existen condiciones propias de nuestra región que impiden la apertura de emprendimientos, como ser el alto costo de los terrenos para la construcción de las facilidades que requiere la industria.
El nuevo asentamiento industrial, que se halla en etapa de consolidación, ha resultado muy reducido para albergar nuevos emprendimientos; este es el primer y más grande obstáculo que se presenta.
La apertura del negocio al emprendedor puede tranquilamente llevarle meses, ya que los trámites que se deben cumplir son muy exigentes en la Alcaldía, Fundempresa, Impuestos Nacionales, oficina del Trabajo, Caja de Salud y AFP.
Finalmente, las condiciones de falta de integración caminera, servicios deficientes y otros hacen que la apertura de nuevos emprendimientos sea muy escasa en nuestro departamento.
Es importante hacer notar que para todo emprendedor, una de sus mayores satisfacciones es el poder generar fuentes de trabajo y así disminuir esa falta de oportunidad para la población que se halla activa y sin oportunidades en el mercado laboral. En nuestro medio existe mano de obra calificada que puede ser perfectamente aprovechada por los nuevos emprendimientos, siempre y cuando se nos permita desarrollarnos bajo condiciones atractivas que otras regiones del país ofrecen y con las que lamentablemente aquí no contamos.

C. Recientemente, la Cámara de Industrias de La Paz informó que se cerraba una empresa por semana en el país. ¿Chuquisaca es ajena a esta realidad? ¿Maneja cifras de cierres de empresas en nuestro departamento?
SO. Efectivamente, en 365 días se cerraron 365 industrias en Bolivia. Nuestra realidad regional muestra que en los primeros seis meses del año se cerraron 262 negocios. La cifra es alarmante porque en toda la gestión 2015 se habían registrado 272 emprendimientos cerrados.
Contabilizando 182 días, entre enero y junio de este año la tasa de mortalidad de empresas en Chuquisaca es de 1,4 negocios por día. Se trata de emprendimientos unipersonales que emplean entre tres y cinco trabajadores y con inversiones cercanas a los 20.000 dólares.
Cada día se pone el candado a más de una empresa en Chuquisaca. No solo muere un negocio, mueren ilusiones personales y esfuerzos familiares. No solo se inactiva un NIT o una licencia de funcionamiento, sino que varias personas se quedan sin empleo. Una verdadera lástima.

C. ¿Cómo explica usted el crecimiento de la economía boliviana (uno de los dos más importantes de la región) y, a la vez, las dificultades para cumplir con las nuevas obligaciones salariales?
SO. Por la inversión pública. Se debe recordar que el presupuesto 2016 registra la inversión pública récord en la historia del país.
Sin embargo, los más de 6.000 millones de dólares de inversión pública no llegan siempre al pequeño emprendedor. Un claro ejemplo es el de hidrocarburos: invertir en este sector impulsa el crecimiento regional, pero con seguridad estos recursos no benefician directamente al 99% de nuestros emprendedores.
Se invierte en construcciones, ingenios mineros o azucareros, en teleféricos, pero para que el crecimiento sea efectivo debemos invertir en mejorar las condiciones para producir, para hacer industria.

C. Finalmente, ¿qué proyectos está impulsando o tiene en mente para este y el próximo año en la Cainco?
SO. En Cainco Chuquisaca creemos que la mejor arma es el comportamiento y el pensamiento positivo: la solución a nuestro estancamiento está en nuestras propias manos.
Con este objetivo buscaremos la complementación y el trabajo conjunto con todas las Cámaras que tienen un accionar en nuestra ciudad para que juntos y bajo un solo objetivo, que es el desarrollo de nuestros afiliados, podamos encontrar soluciones a los diversos problemas y retos que se nos plantean.

“La tasa de mortalidad de empresas en la región es de 1,4 por día. Emprendimientos unipersonales que emplean entre 3 y 5 trabajadores y con inversiones cercanas a los 20.000 dólares”.